Juanma López Iturriaga en el Motivadores Tour de Madrid: ¡a por la energía triunfante!

0

Juanma Iturriaga en el Motivadores Tour de Madrid

¡Motivadores Tour continúa su gira por España! El pasado 30 de mayo regresó a Madrid de la mano de un motivador muy singular: Juanma López Iturriaga. El patio de butacas del Nuevo Teatro Alcalá recibió con entusiasmo la entrada del célebre exjugador de baloncesto tras la presentación de Luca Lazzarini, formador y coach para Banco Mediolanum.

Si hay algo que caracteriza el coaching de Juanma es, sin duda, su gran sentido del humor. Partiendo de su experiencia como profesional del básquet, comenzó el evento dejando claro su propósito: ayudarnos a buscar la energía triunfante, ¡esa que tanto necesitamos para conseguir nuestras metas y vivir mejor! Tras una divertidísima introducción, en la que contó una anécdota vivida con el famoso jugador Michael Jordan, nos invitó a cambiar de actitud para no quedarnos anclados en el pasado y continuar teniendo ilusión por lo que está por llegar. ¡Todo un reflejo de su gran optimismo!

En busca de la energía triunfante

Una de las máximas de Juanma para poder seguir manteniendo “la batería a tope”, sobre todo cuando nos hacemos mayores y todo nos cuesta mucho más que antes, es buscar la trascendencia, la importancia, en todo aquello que hacemos. “Nuestra capacidad de ilusionarnos es inversamente proporcional al peso de la mochila que cargamos”, afirmó. Por eso es tan importante quitarse de encima cuanto antes eso que nos lastra y conseguir un estado propicio para no distraernos de nuestros objetivos.

“”¡Hay que irse a la cama bien reído!” No te pierdas las máximas de Juanma López Iturriaga, ¡te harán reflexionar!”

“El motor de la energía triunfante es la ilusión, nuestro punto de partida”, recalcó. Para no dejarnos vencer por la desmotivación, nos explicó ciertos conceptos básicos que nos pueden ayudar a renovar esas ilusiones perdidas. Primero, debemos evitar la nostalgia. “El pasado es un buen sitio para ir de visita, pero no para quedarse”. Está claro que si pasamos mucho tiempo mirando hacia atrás… ¡no estaremos viendo lo que está pasando por delante!

En segundo lugar, no debemos dejarnos vencer por el victimismo. Para explicar este concepto nos habló del perfil del “apenado: “Hay que tener cuidado con la figura nociva del ‘apenado’, esa persona a la que todo le va mal y que siempre cree que el problema está fuera”. El victimismo es, en definitiva, muy poco efectivo, muy poco eficaz, “porque nos ofrece una coartada para no hacer nada”.

Y, por último, nos habló de no temer el futuro. Para profundizar en esa idea, nos puso el ejemplo del “boicoteador profesional”, que en el fondo somos nosotros mismos: “Todos tenemos un alien metido en la cabeza. Es esa parte de la conciencia que, en momentos clave, te da conversación y no precisamente para animarte ni para hacer que pienses en positivo. Te da mil excusas para que no hagas algo y se alimenta de tus miedos.”

¿Qué conseguimos al recuperar la ilusión?

Renovar nuestras ilusiones nos permitirá tres cosas: comprometernos más con nuestros proyectos, generar una mayor responsabilidad en nosotros mismos (ya no esperaremos a que cambie lo externo, sino que el cambio partirá de nosotros) y conseguirá que nos exijamos más. 

“Juanma López Iturriaga: el motor de la energía triunfante es la ilusión”

Antes de terminar, nos regaló un decálogo de cosas que había aprendido en la vida, que encerraba consejos tales como aceptar el fracaso y gestionar las críticas, acentuar lo positivo de las relaciones o trabajar con objetivos y no con falsas expectativas. Una de las máximas más importantes para Juanma es: “¡Hay que irse a la cama bien reído! Ya que los estímulos negativos duran mucho más que los positivos, hay que luchar contra esto con buen humor”.

Y como colofón, nos leyó esta inspiradora cita del famoso psiquiatra austríaco Viktor Frankl: “Nos pueden quitar todo lo que tenemos en la vida, excepto una cosa, la libertad de elegir cómo reaccionar ante una situación”. Esto es lo que determina la calidad de vida que hemos vivido; no se trata de si hemos sido ricos o pobres, famosos o desconocidos, sanos o enfermos, sino cómo reaccionamos ante estas realidades.”

La alegría triunfante es contagiosa. ¡Recupérala y compártela!

Si te ha gustado este artículo, quizá pueda parecerte interesante este otro: Sebastián Álvaro en el Motivadores Tour de Barcelona.

0