Más de 15.000 personas siguen la emisión en directo de Banco Mediolanum “¿Cómo gestiono ahora mi ahorro?»

¿Cómo gestiono ahora mi ahorro? Claves y estrategias. Este fue el título del especial que emitió Banco Mediolanum en directo el pasado jueves 26 de marzo a través de su canal de YouTube para analizar la situación de los mercados y el papel del asesoramiento financiero en el contexto creado por la crisis del coronavirus.

Más de 15.000 personas siguieron las explicaciones de Mario Rappanello, tesorero de Banco Mediolanum, y Luca Lazzarini, responsable de Comunicación Comercial de la entidad. 

“Estamos en tiempos de una volatilidad máxima”, indicó para empezar Mario Rappanello en referencia a la situación financiera generada por la crisis del coronavirus. “Así se refleja en los indicadores de los mercados de renta variable y renta fija, que se han disparado hasta niveles que nunca habíamos visto”, resaltó. 

Rappanello explicó que los indicadores de esta volatilidad son también la subida de los spreads periféricos (que marcan el diferencial de rentabilidad respecto al bono alemán) de países como España, Italia, Grecia y Portugal, que se reflejan una valoración de los productos de renta fija inferior a la que tenían antes en la crisis. Así como el PMI (‘Purchasing Managers Index’) mundial manufacturero y de servicios que mide la confianza de los directores de compras de estos sectores.

Confianza en la recuperación económica

Pese a la “ralentización global” que marcan estos indicadores, Rappanello se mostró confiado en “la recuperación, como en toda crisis”, aunque “la incógnita es saber si llegará rápida, como las caídas en forma de ‘V’, o bien con un tiempo de transición en forma de ‘U’, que es la tesis más extendida”.

“La trama cada vez es diferente pero el final es el mismo y el progreso en el mundo es imparable”

Según el tesorero, el mercado ya está produciendo una serie de anticuerpos “muy potentes” para abordar la crisis, como el mantenimiento de los tipos de interés bajos por parte de los bancos centrales. Esto permitirá hipotecas más bajas y “opciones de financiación mucho más baratas” para la recuperación de la economía tras la crisis; efectos positivos que también tendrán las ayudas gubernamentales. Además, el descenso del precio de las materias primas permitirá a las compañías encontrarlas más baratas cuando vuelva la normalidad facilitando la recuperación de la producción y el conseguimiento de beneficios.

Mario Rappanello resaltó que una correcta planificación financiera, acompañada de un asesoramiento personalizado y una diversificación a largo plazo, es el enfoque a adoptar.

Diversificación de inversiones

En la misma línea, Luca Lazzarini señaló, más que nunca, la importancia de la diversificación y de no limitar nuestras inversiones a un solo país, a un solo sector o un solo producto. “Por el mero hecho de haber nacido en España, no tenemos que fiarlo todo al Ibex-35”, sino que debemos diversificar anclando nuestras inversiones al impulso de la economía mundial. “No hay que mirar el pasaporte, somos ciudadanos del mundo”.

Lazzarini recuerda que el MSCI World Index -que recoge la evolución de las más de 1.600 empresas más importantes del mundo- refleja que el progreso del planeta desde los años 30 ha sido imparable, a pesar de las crisis puntuales. 

Pánico a volar después del 11-S

“Cada vez que ha habido una crisis, ha provocado pánico”, admitió Lazzarini. “Pero esta crisis no es diferente”. “¿Qué sentíamos durante el 11-S? Yo tenía miedo a coger un avión, a viajar en general”, confiesa Lazzarini. “La trama cada vez es diferente pero el final es el mismo y el progreso en el mundo es imparable: es la historia de la humanidad”

“Cada vez que ha habido una crisis, ha provocado el pánico ―admitió Lazzarini―. Pero esta crisis no es diferente. ¿Qué sentíamos durante el 11-S? Yo tenía miedo a coger un avión, a viajar en general ―confiesa Lazzarini―. La trama es diferente pero el final es el mismo: la humanidad, el progreso y lo que la economía refleja es imparable: es la historia de la humanidad”.

“Una correcta planificación junto a un asesoramiento personalizado y una diversificación a largo plazo, es el enfoque a adoptar”

Según Lazzarini, la clave es saber “cómo gestionamos nuestros comportamientos”. Según el responsable de Comunicación Comercial, en las inversiones “el periodo de euforia coincide con el punto de máximo riesgo financiero, mientras el momento de máxima oportunidad es justo cuando el mercado baja”. “Ahora vemos salidas de ahorradores que venden por miedo”, dice Lazzarini, quien apunta que “es el momento de mantener la calma, seguir el rumbo y gestionar inversiones a medio y largo plazo; este es un momento importante”.

Planificación con un asesor

Para ello, como defiende el Nobel Richard Thaler, “es importante tener automatismos que nos permitan no sentir el miedo cuando el mercado baje”. Siempre y cuando, apunta, que “tengamos claros cuáles son los objetivos que nos hayamos marcado acompañados de un profesional, un asesor financiero”. 

La planificación financiera trazada junto a un experto en finanzas, como los Family Bankers de Banco Mediolanum, nos mantendrá centrados rumbo a largo plazo, ajenos a la volatilidad y el ruido mediático y, más allá de la naturaleza de cada crisis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + 5 =