Las cosas importantes se planifican a largo plazo

Hace siglos, los incas establecieron un sistema de terrazas para desafiar las abruptas pendientes de los Andes y ganar terreno para la agricultura. Estas construcciones a base de escalones, que se trabajaban en lugares emblemáticos como el Machu Picchu, recibieron el nombre de andenes. Se construían en las laderas y en lo alto de las montañas para poder sembrar. Ayudaban a evitar la erosión de los suelos y permitían aprovechar el agua tanto de la lluvia como del riego a través de canales que se comunicaban en sus distintos niveles. Los andenes se adaptaban así al paisaje natural y servían para aclimatar productos a la altura. Peldaño a peldaño, poco a poco, pero con paso firme. Era un sistema fruto de la observación, la paciencia y de mirada larga. Así funciona el largo plazo cuando hablamos de inversión. Se trata de pensar no en el hoy ni en mañana, sino en el futuro. Leer más »

¿Crees que cuando inviertes decide tu razón? No subestimes el poder de las emociones

El poder de las emociones al invertir

Tras largos años de trayectoria en el mundo financiero, puedo decir que detrás de cada decisión financiera se esconde siempre una emoción. Como Director Comercial y responsable de la Red de Asesores de Banco Mediolanum, hoy me gustaría compartir contigo situaciones, conclusiones y reflexiones basadas en experiencias reales que he vivido, para aportar mi granito de arena en este terreno y allanar a los ahorradores el camino hacia sus metas, ¡tu camino! Leer más »