Cómo Mediolanum salvó a miles de clientes de los efectos de la quiebra de Lehman Brothers

Actuación tras la quiebra de Lehman Brothers

 

Hace diez años, el 15 de septiembre de 2008, la noticia de la quiebra de Lehman Brothers convulsionó el mundo e inició una de las peores crisis que hemos vivido. ¿Cómo reaccionó nuestra entidad tras este importante acontecimiento económico mundial? ¡Descúbrelo en el vídeo y en el ebook que te ofrecemos!

 

En 2008 demostramos por qué somos un banco diferente

La caída del banco de inversión estadounidense desencadenó una profunda crisis económica, que llevó al borde de la quiebra al sistema financiero norteamericano, afectó profundamente al europeo, paralizó el crédito en todo el mundo y extendió una inmensa desconfianza sobre todo el sector.

Pero también tuvo efectos directos e inmediatos en muchos ahorradores. En ese sentido, Mediolanum fue un rara avis. Por eso, hoy queremos explicarte la importante decisión que tomamos y que demostró cómo somos y cómo entendemos la banca. ¡Dale al play y conoce cómo se gestó esta importante decisión para Banco Mediolanum de la mano de sus protagonistas!

 

Causas de la Gran Recesión

¿Cuáles fueron las causas de esta recesión económica? Hagamos un viaje en el tiempo… En el año 2008 Lehman Brothers era una entidad con un elevado rating de crédito y sus bonos eran utilizados por muchísimos bancos de todo el mundo para construir productos estructurados. Ese también era el caso del nuestro. ¡Nadie podía vaticinar lo que estaba por llegar! La bancarrota de este centenario banco de inversiones provocó, de un día para otro, que sus bonos no valiesen nada, con las consiguientes pérdidas para los clientes que habían invertido en productos estructurados con bonos de Lehman Brothers.

Diez años después de la Gran Recesión, el mundo no es el que era. ¿En qué ha cambiado? ¡Descúbrelo en el ebook que te regalamos!

Ebook Lehman brothers

 

La importante decisión de Banco Mediolanum

El mismo día en que se anunció la quiebra de esta entidad norteamericana dio comienzo la crisis económica de 2008, porque, en este momento, estalló la burbuja especulativa inmobiliaria que se había estado inflando durante una década. La desconfianza se instaló en los mercados, generando el mayor colapso económico a nivel mundial desde el crack de 1929. Así, en Mediolanum, tomamos la mejor decisión que podíamos tomar. Y debido a ella, fuimos la excepción: pusimos al cliente como prioridad frente a todo lo demás, algo que siempre hemos hecho.

Decidimos salvar a miles de clientes de los efectos de la quiebra de Lehman Brothers. Protegimos a todos aquellos que tenían productos estructurados con bonos de Lehman Brothers como subyacente. Porque nuestro compromiso con nuestros clientes, contigo, es real. Y no lo hicimos con palabras, sino con hechos.

Puede que te cueste creerlo, pero fue así: los dos accionistas mayoritarios de Mediolanum pusieron de su bolsillo el dinero que habían perdido los clientes afectados por la quiebra. ¿Por qué? Porque, tal y como explica Massimo Doris, CEO de Banca Mediolanum: “Cuando el cliente nos da su dinero, nos da su vida”.

Hoy, 10 años después, volveríamos a actuar de la misma forma, porque seguimos con la misma entrega y los mismos valores que nos caracterizan. Es la única forma de poder continuar y cuidar esa relación de confianza, que construimos, día tras día, con todos nuestros clientes y siempre basada en los hechos.

Si te ha gustado este artículo, quizá pueda interesarte este otro: Decálogo del ahorrador inteligente