Family Banker en Banco Mediolanum: la formación continua marca la diferencia

¿Qué estudiar para ser asesor financiero?

Hoy más que nunca, la evolución del mercado y las necesidades del inversor son cada vez mayores y eso exige una mejor preparación para los profesionales que se dedican al asesoramiento financiero. 

Acompañar a un ahorrador en la planificación de sus finanzas personales es una gran responsabilidad. Pero ¿cómo se puede llegar a ser asesor financiero? Esta profesión en auge y con gran futuro requiere de conocimientos en distintas áreas y que van creciendo con el paso del tiempo. Y ahí, una buena formación marca la diferencia. 

Solo EFPA España —la Asociación Europea de Asesoría y Planificación Financiera en España— superó en 2021 los 100.000 exámenes celebrados a asesores financieros, desde su fundación hace veinte años. Y precisamente a lo largo de sus más de dos décadas de vida, Banco Mediolanum ha entendido desde siempre que la formación continua es clave para poder desarrollar con rigor y profesionalidad la actividad central de la entidad: acompañar a las familias a través de su red de sus asesores financieros, los Family Bankers, y ayudarlas a que tomen las mejores decisiones financieras. 

¿Cómo ser asesor financiero? La formación de un Family Banker

 

Formación previa a la incorporación en la entidad

  • Formación en seguros: la protección es un pilar de la planificación financiera. Por eso, ya durante el proceso de selección, un aspirante a Family Banker debe completar una certificación oficial ―reconocida por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones— que le habilita para poder ofrecer productos de seguros. Unos conocimientos que debe refrescar cada año.      
  • Formación normativa: La regulación evoluciona constantemente para adaptarse a los tiempos. Por eso, los futuros profesionales del asesoramiento reciben formación en áreas clave como la prevención de blanqueo de capitales, la protección de datos, el código ético de la profesión, las normas de conducta, etc. Asimismo, también se les introduce en los principios de Mifid —la directiva que unifica y regula los servicios financieros de la UE— como un primer paso para que un Family Banker de Banco Mediolanum pueda ejercer su actividad de forma autónoma y sin supervisión.                     
  • Formación interna: es un denominador común de la actividad del experto en finanzas. Tanto en la fase previa a la incorporación al mundo del asesoramiento financiero como a lo largo de su vida profesional, el Family Banker recibe numerosas horas de formación interna obligatoria (seminarios online, etc.). 

El primer año como Family Banker

  • Certificación Mifid: el primer año es clave para el Family Banker, que recibe una preparación de seis meses para superar los exámenes de la certificación oficial que acredita los conocimientos y las competencias necesarios para prestar asesoramiento en materia de inversión, según establece la Guía Técnica 4/2017 de la CNMV (la Comisión Nacional del Mercado de Valores). 
  • Certificación LCCI: Asimismo, pensando en cómo podrá ayudar a las familias en el tema hipotecario, recibe una formación de dos meses para superar el examen final que le permitirá obtener la certificación para poder asesorar sobre préstamos inmobiliarios, según establece la Ley 5/2019, de 15 de marzo, reguladora de los contratos de crédito inmobiliario.                               
  • Formación interna: Y, por supuesto, recibe una formación interna continua (técnica, herramientas digitales, comportamental y normativa) a través de cursos, seminarios y talleres que ofrece la entidad, de contenidos de la televisión de empresa, además de toda la formación que pueda ampliar a título individual. 

El Family Banker, siempre al día

A lo largo de su vida profesional, un Family Banker de Banco Mediolanum debe renovar sus certificaciones (como asesor financiero, de seguros y de crédito inmobiliario) y recibe formación interna para actualizar sus conocimientos. Solo durante el proceso de selección y el primer año como profesional, recibe de la entidad más de 450 horas de formación. 

Más allá de lo que exige la normativa y el sector, la entidad sabe que la formación continua es, ha sido y será el factor diferencial para seguir ofreciendo un acompañamiento de máxima calidad a los ahorradores. Porque la formación marca la diferencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

RESPONSABLE DEL TRATAMIENTO: Banco Mediolanum, S.A. (“Banco Mediolanum”).

FINALIDADES PARA LAS QUE SE TRATAN LOS DATOS: El blog Un Banco Mejor es un espacio para conocer las actividades, eventos, resultados, estrategias y servicios, así como los patrocinios y campañas de publicidad de la entidad. Los usuarios del blog pueden realizar comentarios o consultas que Banco Mediolanum gestionará, para lo cual el banco necesita tratar los datos facilitados por los usuarios que realizan comentarios en el blog. 

DERECHOS DE LOS USUARIOS: El titular de los datos puede revocar su consentimiento, acceder, rectificar y suprimir los datos, oponerse a determinados tratamientos, solicitar la portabilidad de sus datos, limitar determinados tratamientos y oponerse a la toma de decisiones basadas en técnicas automatizadas según corresponda enviando un e-mail a derechosprotecciondatos@bancomediolanum.es.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Aquí puede consultar la Información adicional sobre protección de datos del “blog.bancomediolanum.es”.