Así es la PSD2, la ley que regula tus pagos online y el acceso a tus datos financieros

Normativa PSD2

La digitalización ha transformado la relación entre empresas y consumidores, y cómo no, la interacción que mantenemos los bancos con nuestros clientes.

Así lo entienden las autoridades europeas que llevan tiempo manos a la obra trabajando para generar más confianza en los pagos electrónicos y reforzando esos espacios de interacción con nuevas medidas. Con ese espíritu llega la aplicación de la Ley de Servicios de Pago o PSD2, una normativa de la UE que regula y amplía la seguridad de las transacciones online. 

El 14 de septiembre entra en vigor la ampliación de esta directiva europea que busca garantizar aún más la seguridad de las compras, especialmente las que se hagan online. Y, al mismo tiempo, reforzar las medidas de control para detectar y evitar que autoricemos operaciones sospechosas de fraude o directamente fraudulentas.

“La PSD2 busca garantizar la seguridad de las compras, especialmente los pagos online, y refuerza el control para evitar el fraude”

¿En qué consiste a la práctica la PSD2?

La PSD2 establece la llamada doble autenticación. Es decir, desde ahora se necesitarán dos requisitos mínimos de seguridad para validar un pago online. La transacción deberá autenticarse con dos de estos tres elementos, que elige cada entidad: o bien un dato que el usuario conoce, como un PIN o tu contraseña; disponer de algo físico, como una tarjeta o un móvil, y un tercer factor, más difícil de vulnerar al ser único, como la huella dactilar, el iris o reconocimiento facial, sistemas que usamos a través del teléfono. 

Aunque uno de los datos que proporciones pueda verse comprometidos en algún momento, este doble filtro de control minimiza las amenazas en materia de ciberseguridad. Todo esto contribuirá a que cuando manejemos datos o hagamos operaciones y compras online actuemos con mucha más tranquilidad. 

La PSD2 y Banco Mediolanum

De momento, el acceso a tus cuentas desde la app de Banco Mediolanum seguirá como hasta ahora. En cambio, cuando consultes tus cuentas o posiciones a través de www.bancomediolanum.es con tu código de usuario y tu primer código secreto, se te pedirá ocasionalmente que también introduzcas un código OTP que recibirás en tu teléfono móvil vía SMS o Push. En la práctica, el Smartphone se convierte en una herramienta imprescindible para acceder a tus cuentas y para las compras online. 

“Necesitarás dos de estos tres elementos para autenticar un pago: un PIN o tu contraseña; una tarjeta o un móvil, o bien la huella dactilar, el iris o el reconocimiento facial”

¿Hay más información importante de la PSD2?

Así es. La PSD2 habla de “pagos a terceros” con la aparición de dos nuevas entidades:

  • Por un lado, los AISP o Proveedores de Servicios de Información de Cuenta: Se trata de unos agregadores de cuentas, que agrupan toda tu información financiera en una misma plataforma para que puedas ver (desde una misma pantalla) todas tus cuentas, incluso las que puedas tener en otras entidades. 
  • La PSD2 también regula los PISP o Iniciadores de Pagos, que te conectan con el banco y te permiten realizar un pago desde tus cuentas directamente a la cuenta de un comercio. El proveedor no accede a la información de tus finanzas, porque el dinero no pasa por el PISP. Es decir, cuando vas a comprar a un comercio si este es un Iniciador de Pago te redirigirá a Banco Mediolanum para que a través de la entidad realices el pago mediante una transferencia. 

¿Y si tengo dudas?

Como siempre, puedes llamar gratis al Servicio de Banca Online al teléfono 900 800 108 o a tu Family Banker para que te ayude si surge cualquier duda.