La ciudad que está en el centro: MEDIOLANUM

Tarjeta Mediolanum

Muchos nos preguntan “¿por qué Mediolanum?, si es un nombre largo y difícil de pronunciar…». Todo tiene un porqué. El nombre “Mediolanum” viene de muy lejos.

Historia del nombre ‘Mediolanum’

Cuando los romanos llegaron a la actual llanura de Lombardía se encontraron con una ciudad habitada por tribus celtas llamada Médelhan. Hay quien dice -entre ellos uno de los historiadores más famosos de la Roma antigua, Tito Livio- que, aludiendo a la historia de las lenguas a lo largo de los tiempos, el nombre céltico surge de la conjunción de las raíces ‘medhe’ y ‘land’, que se podrían traducir como ‘la tierra que está en el medio’, o ‘en el centro’. Y por ahí parece que van los tiros, ya que en el año 222 antes de Cristo, Roma se expandió hacia el norte y conquistó la ciudad, que pasó a llamarse Mediolanum, esto es, ‘la ciudad que está en medio’ en lengua latina. Y si por una cosa se caracterizaron los romanos de aquellos tiempos es por ser muy prácticos en todas sus decisiones.

 

Origen de la palabra

El origen semántico de la palabra (esto es, desde el punto de vista de su significado) tiene dos hipótesis fundamentales: la primera alude a su situación de centralidad en la enorme llanura de Lombardía, una de las más fértiles e importantes del norte de la Península Itálica. La otra apunta a que el nombre de ‘la ciudad que está en el medio’ tiene más que ver con la situación estratégica de la urbe en el contexto geopolítico de la época. Y no es extraño, ya que la población se encuentra a medio camino de las cordilleras de los Apeninos y los Alpes; a medio camino de los pasos de montaña que daban acceso a la Germania y la Galia de aquellos tiempos; a medio camino de las salidas naturales por tierra de la Italia controlada por Roma. De lo que no cabe ninguna duda es que ese nombre latino, con la deriva de los siglos, dio origen al topónimo de una de las ciudades italianas de referencia: Milán, ‘la ciudad que está en el centro’.

 

En Banco Mediolanum, Tú eres el centro

De aquí que el Presidente del Grupo Mediolanum, Ennio Doris, escogiera este nombre para representar su empresa. Por dos motivos: por un lado, porque refleja la naturaleza de Milán, el origen, y, por otro, porque ya era un nombre conocido. Mediolanum patrocinaba el Milan, el equipo de fútbol, un equipo que instauró, en aquel entonces, una manera de jugar distinta.

Ahora podéis comprender “por qué Mediolanum”, porque todo esto resume Grupo Mediolanum: un grupo nacido en Milán, con el valor de empezar con un modelo de banca distinta y con la filosofía, desde siempre, de poner al cliente en el centro.